976 204 262
C/Asura, 90 28043 Madrid
Secretaría Técnica: C/. Manuela Sancho, 3 50002  ZARAGOZA
secretaria@remove-this.atencionadicciones.es

    NOTICIAS

Un informe alerta de los nuevos hábitos de los fines de semana

09.02.2007

Los expertos constatan lesiones en el cerebro a jóvenes que beben en exceso

\r\n

 Noticias de Alava-Agencias

\r\n

El consumo de alcohol antes de los 18 años puede provocar daños neuronales, pérdida de capacidad de memoria y aprendizaje, trastornos en el crecimiento y en las relaciones familiares y sociales, según un informe de la Comisión Clínica del Plan Nacional de Drogas, en el que se pide a los menores que se abstengan del alcohol.

\r\n

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, junto a Marta Torrens, miembro de la citada comisión, presentaron ayer en rueda de prensa el estudio, en coincidencia con la polémica suscitada por la inclusión del vino como bebida alcohólica en el anteproyecto de Ley de Prevención del Consumo de Alcohol entre Jóvenes. Salgado confesó que su departamento se guiaba por "evidencias científicas" a la hora de adoptar iniciativas como la de esta norma y recordó que, en la última encuesta sobre el consumo de alcohol entre los menores, "más de 750.000 escolares se habían emborrachado, al menos tres veces, en el mes anterior de la entrevista".

\r\n

La doctora Torrens llamó la atención sobre el cambio de hábitos en el consumo, en alusión al "atracón" de los fines de semana, en el que los jóvenes toman cinco o más bebidas alcohólicas en una sola ocasión o en un breve espacio de tiempo, junto a la temprana edad del inicio -13 años- y la "escasa conciencia de riesgo" que tienen.

\r\n

La experta señaló como "novedad más destacada" de las últimas investigaciones, la constatación de que la ingesta de grandes cantidades de alcohol durante los fines de semana produce "alteraciones importantes" en el cerebro de los menores y no sólo su consumo "diario y continuado".

\r\n

pérdida de memoria La "plasticidad neuronal", propia del "cerebro inmaduro" de los menores, hace que sufran "daños en las mismas áreas" bebiendo en "periodos cortos pero intensos que en largos o prolongados", explicó la doctora, quien se refirió a la pérdida de memoria y a las dificultades de aprendizaje entre los escolares.

\r\n

"Hasta ahora no lo sabíamos", insistió, para recordar las consecuencias que esto puede tener en el fracaso escolar, en el incremento de la violencia juvenil o en el número de accidentes de tráfico, entre otras cosas. Subrayó que las "conductas de riesgo" entre los jóvenes que beben son aún "más contundentes" que entre los adultos, dado que se estima que el incremento del peligro de sufrir un accidente mortal con alcoholemias de 0,8 gramos por litros es máximo en la población de 16 a 17 años, "hasta 165 veces mayor", matizó. En la actualidad, puntualizó, las bebidas que prefieren durante los fines de semana son "con mucha diferencia" los combinados (58,4%, incluyendo el vino con refrescos, lo que se conoce como calimocho), la cerveza (34,1%) y, con frecuencias de entre el 26 y el 28%, el vino, los licores fuertes y los de frutas.

\r\n

Torrens recalcó que el peligro para la salud no está relacionado con el tipo de bebida alcohólica que se tome, dijo en alusión a los que defienden el vino como bebida saludable, sino con "la cantidad de alcohol" que contiene.

\r\n

Entre los menores, agregó la ministra, "no hay consumo moderado, no debe producirse", ya que en un cerebro inmaduro cualquier tóxico, incluido el alcohol, produce una lesión "mucho mayor".

\r\n

alcohol y drogas Los expertos alertan además del "policonsumo" que se da entre los jóvenes de alcohol y cannabis, junto con otras sustancias, lo que incrementa el "daño neuronal" al que se exponen cada fin de semana. La Comisión Clínica apela a los mensajes que se lanzan desde los medios de comunicación, al señalar que un factor que influye "significativamente" en la adopción de estilos de vida, actitudes y decisiones de consumo de los jóvenes es la publicidad de bebidas alcohólicas, que ofrece "una imagen positiva" asociada "al ocio, la diversión y el éxito social". Por último, el informe resalta que el alcohol favorece también entre los jóvenes otro tipo de comportamientos de riesgo que dan lugar a contactos sexuales sin protección, "causa frecuente de enfermedades de transmisión sexual y de muchos embarazos no deseados".

\r\n

 

\r\n