976 204 262
C/Asura, 90 28043 Madrid
Secretaría Técnica: C/. Manuela Sancho, 3 50002  ZARAGOZA
secretaria@remove-this.atencionadicciones.es

    NOTICIAS

«Mi generación exploró todo lo que encontraba»

09.10.2012

Gari , músico y cantante relata a continuación su experiencia con Proyecto Hombre:

«Pertenezco a una generación que vivió aceleradamente tras una etapa con grandes cambios políticos y socioeconómicos; una generación que tuvo por costumbre abrir y explorar todo lo que encontraba a su alcance e incluso lo que estaba más allá de él. Salir del camino preestablecido resultaba mucho más excitante que quedarse en él, y esa curiosidad, junto con la inconsciencia y la irresponsabilidad se adueñaron de muchos de mi generación, y de mí mismo. Eres joven, eres inmortal y delante tienes un NO-Futuro que te invita a caminar por los abismos. Y te acercas tanto, que caes en uno de ellos sin darte cuenta. La vida se convierte de pronto, y poco a poco, en una lucha interna que con el tiempo es cada vez más intensa, se va radicalizando, hasta que te transporta directamente al infierno. Intentas alejarte de esa lucha que libras dentro de ti, pero el vacío se hace más intenso y ya no tienes donde coger impulso, la repulsa exterior se agudiza y una extraña y absoluta soledad te acompaña. Desconsolado, desesperado, con el mundo entero y uno mismo por enemigo, buscas morir. Y de la misma manera que al abismo intenta atraparte, la respuesta para salir de él siempre llega de ti .A veces llega tarde y otras veces, no llega. Pero solo la idea de ‘querer hacer algo’ puede ayudar a dar el primer paso. Proyecto Hombre se presenta como una alternativa en la que priman el trabajo emocional y la búsqueda de herramientas que pueden ayudar a desenvolverte ante las ‘nuevas situaciones’ que vas a encontrar en tu camino. La búsqueda en tu interior de aquello que vas a necesitar para desenvolverte ante la vida al fin y al cabo, la vida que habías perdido mucho tiempo atrás. Es una larga travesía de aprendizaje, larga y muy dura, a la que cuesta adaptarse, pero en la que poco a poco vas reencontrando pequeños espacios de libertad personal que dan forma a un nuevo camino, y a un futuro que no tenías, y al que cada día te aferras con más fuerza: y por fin, vuelves a sonreír.A partir de ahí, vuelves a la vida, la libertad personal recobrada se convierte en el bien a proteger, y te enfrentas al futuro desde el convencimiento personal de que todo es posible»