976 204 262
C/Asura, 90 28043 Madrid
Secretaría Técnica: C/. Manuela Sancho, 3 50002  ZARAGOZA
secretaria@remove-this.atencionadicciones.es

    NOTICIAS

El consumo de tabaco y alcohol sigue disparado en España

23.01.2013

Un 76,7% de la población de nuestro país bebe alcohol y un 40,2% fuma. España sigue situada a la cabeza europea y mundial en consumo de cocaína. Quienes más toman cannabis son los jóvenes entre los 15 y los 24 años.

El Mundo/Silvia R. Taberné

Ni satisfacción ni, mucho menos, relajación. El delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco de Asís Babín, se ha mostrado comedido durante la presentación de la Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España 2011-2012 que marca tendencias positivas en cuanto al consumo de la gran mayoría de drogas y alcohol en el país.

Tendencias que se concretan entre uno y dos puntos porcentuales en la bajada del consumo de las sustancias más consumidas entre la población, como son el alcohol y el tabaco, que de un 78,7% y un 42,8% respectivamente, según los datos de 2009-2010, se ha llegado a alcanzar en esta última encuesta de 2011-2012, "mínimos históricos desde que hacemos estas recogidas de datos". En concreto, el consumo en los últimos 12 meses alcanza el 76,6% en el alcohol y el 40,2% en el tabaco. De estos datos, se puede destacar que un 30,4% fuma todos los días y un 10,2% bebe todos los días.

Estos cambios, estadísticamente poco significativos, pero que, en palabras de Babín, "representan un gradual descenso y un problema menos para las personas que se esconden tras esos porcentajes. Pero, de todas formas nos sigue indicando la necesidad de hacer esfuerzos para rebajar estas cifras".

"Hemos observado una tendencia descendente de la prevalencia del consumo diario del tabaco en todos los rangos de edad y en ambos sexos, salvo en las mujeres de entre 15 a 34 años, donde se mantiene estable", indica Babín. En cuanto al alcohol, la sustancia psicoactiva más consumida, Babín se ha mostrado determinado a seguir actuando contra su consumo y ha anunciado "la aprobación de un nuevo Plan de Acción sobre Drogas 2013-2016, que entre sus actuaciones incluye la adaptación a una nueva normativa para prevenir el consumo de alcohol en menores, en la que se intentará llegar a un acuerdo de mínimos donde la edad mínima de venta y consumo sea en todas las Comunidades Autónomas de 18 años, y no como ahora donde hay alguna en 16", puntualiza señalando a Asturias.

Asimismo, han disminuido las borracheras en ambos sexos y para todos los grupos de edad aunque sigue manteniéndose en "niveles muy elevados". De hecho, ha ascendido ligeramente el consumo de alcohol en forma de atracón ya que el 15,2% de los encuestados reconoce que ha consumido de esta forma el alcohol en los últimos 30 días, especialmente a aquellos con edades comprendidas entre 20 y 29 años.

Los datos de este informe, denominado 'Encuesta sobre alcohol y drogas en población general en España', se basan en un cuestionario realizado a 22.128 personas de 15 a 64 años de todas las Comunidades Autónomas, y ha sido realizado de forma anónima (tanto la parte presencial delante de un encuestador como la que la realiza el propio usuario) sobre un total de 21 drogas entre legales e ilegales.

"Respecto a encuestas bianuales pasadas, hemos comprobado una reducción del consumo en todas las sustancias, salvo en los hipnosedantes", afirma Babín. Producto este último de difícil medición ya que "es el único que muestra una tendencia contraria al del resto de sustancias, ya que su consumo está aumentando de forma paulatina desde 2005", explica.

Así, y al contrario que en el resto de drogas, el consumo de estos fármacos, en su mayoría de venta en farmacias (como las pastillas para la ansiedad y el insomnio), prevalece en mujeres en un 11,4% -cuyas cifras duplican el porcenaje de las detectadas en hombres (15,3% por 7,6%)- y va aumentando con la edad. Sin embargo, el propio Babín ha reconocido a pregunta de los periodistas que el fallo específico de la contabilidad de estos medicamentos radica en que no se diferencia a qué se debe el consumo: si es por la receta médica con la que se prescriben normalmente, "u otras líneas, por ejemplo, hemos visto que personas a las que no se les haya recetado estos fármacos terminan tomando los de sus familiares o personas cercanas".

De igual manera, tampoco ha señalado causas esecíficas de este incremento: "No sabemos si puede deberse a la crisis, ya que estos estudios recogen los años de problemas económicos. Sin duda, puede ser un factor, pero uno de más de otros", explica.

Cocaína y cannabis

En cuanto a las dos principales sustancias ilegales, la cocaína y el cannabis, en ambas también se ha notado un ligero descenso, pasando del 2,6% registrado en la encuesta de 2009-10, al 2,2% en la actualidad en cuanto a cocaína y del 7,6% al 7%, para cannabis.

"En el caso de la cocaína, y aunque hay una tendencia descendente desde 2007, seguimos con datos preocupantes, ya que los principales consumidores son aquellos que tienen entre 25 y 34 años y con una preminencia clara de los hombres, cuatro veces mayor que la de mujeres". Pero el dato que más preocupa, es que España se sigue situando a la cabeza europea, y a nivel mundial, a cuanto su consumo, nos superan sólo Argentina y Chile.

Respecto al cannabis, "igualmente hay una ligera bajada, aunque nuestra máxima preocupación sigue siendo la franja de edad en la que más se consume, de los 15 a los 24 años, con un 14,7% del total", explica Babín. En esta sustancia también nos mantenemos en los puestos altos de consumo junto a países como Italia, mientras que a nivel mundial nos superan varios países como la República Checa o EEUU.

Una buena noticia respecto a esta sustancia es que el consumo experimental (por primera vez) baja en casi cinco puntos (27,4% actual por el 32,1% de 2009), "un dato importante porque va a la par en el aumento de la percepción de riesgo", indica. Aunque a este respecto también hay un dato sorprendente: "Llama la atención que se considere al tabaco como más peligroso que el cannabis en la población en general, algo que nos demuestra que las campañas de sensibilización e información que se hace del tabaquismo está siendo efectiva. mientras que el próximo Plan de Acción sobre Drogas intensificaremos la prevención y potenciaremos la investigación de sustancias como el cannabis".

Una pregunta recurrente es la edad de inicio en todas estas sustancias. Según los datos de Sanidad, la edad se ha mantenido estable, alrededor de los 20 años, salvo en el alcohol y el tabaco, donde se empieza sobre los 16 o el cannabis a los 18. Por contra, el consumo de cocaína se inicia a los 21 de media y los hipnosedantes sobre los 34.

Por último, el delegado del gobierno ha informado que, como novedad, se ha introducido por primera vez el consumo de drogas emergentes. Los resultados respecto a estas sustancias (setas mágicas, ketamina o salvia por ejemplo) muestran que un 47% de los encuestados nunca ha oído hablar de estas sustancias que son consumidas por un 1% de las personas preguntadas. Entre éstas, las mayores prevalencias de consumo se dan entre los hombres de 25 y 34 años. La mayoría de estos consumidores (entre un 60% a un 90%) lo hacen en situaciones de policonsumo experimental (con cinco o más drogas).

Entre las personas con policonsumo, el estudio muestra que los hombres superan casi el doble a las mujeres, de hecho, uno de cada tres dice haber consumido dos sustancias a la vez, uno de cada 10 ha mezclado tres y sólo el 2%, cuatro sustancias. En este caso, el alcohol está presente en el 90% de los policonsumos.