976 204 262
C/Asura, 90 28043 Madrid
Secretaría Técnica: C/. Manuela Sancho, 3 50002  ZARAGOZA
secretaria@remove-this.atencionadicciones.es

    NOTICIAS

Crece en los jóvenes la percepción del riesgo de beber los fines

03.05.2008

Terra Actualidad/Zamora

\r\n

Este curso más de medio millar de alumnos zamoranos han aprendido que fumarse un porro no te relaja al volante ni aumenta tus reflejos y también que no existen trucos para engañar al alcoholímetro. El taller de reducción de accidentes de tráfico vinculados al consumo de drogas que ha desarrollado desde enero a abril la Concejalía de Bienestar Social ha tenido como objetivo derribar estos y otros mitos muy extendidos, como la idea generalizada entre los jóvenes de que pueden beber porque regresan andando a casa, ya que su idea del tráfico se reduce a los vehículos y no incluye a los peatones. Según diferentes estudios, el 35 por ciento de las personas fallecidas por atropello habían consumido alcohol.

\r\n


Un total de 566 alumnos pertenecientes a nueve centros educativos de la capital zamorana han participado en estas acciones para reducir el número de accidentes de tráfico relacionados con el consumo de alcohol de cannabis, una iniciativa que se enmarca en el programa Conduceté, que tiene como principal objetivo 'informar y sensibilizar a los jóvenes sobre los efectos nocivos que provoca el consumo de estas drogas así como de los riesgos asociados a la conducción'.

Los datos estadísticos, en este sentido, resultan apabullantes y justifican sobradamente la organización de estos talleres: la ingestión de alcohol está en las causas del 40 por ciento de los accidentes mortales y el consumo de cannabis supone para los conductores que se multiplique por tres el riesgo de colisionar con otros vehículos. Además, los accidentes de tráfico son la principal causa de muerte entre jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y 24 años. Cuatro de cada diez mueren por estos accidentes, que tienen lugar principalmente durante las noches de los fines de semana. Entre un 30 y un 45 por ciento de los accidentes afectan a jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y 29 años. De los tres que mueren por influencia del alcohol, dos eran pasajeros en los vehículos siniestrados. Reducir esta crónica negra es el objetivo del taller de Conduceté.

De la encuesta realizada entre los alumnos después de la experiencia formativa, la Concejalía de Bienestar Social concluye que 'ha sido eficaz en la labor de información y concienciación'. Pone como ejemplo que, antes de su participación en el taller, sólo un 13 por ciento de los alumnos calificaba el alcohol como una sustancia depresora y ese porcentaje se elevó al 72 por ciento después de tomar parte en él. Ahora saben que la euforia inicial que se siente cuando beben la primera copa se transforma, al aumentar la dosis, en todo lo contrario. El alcohol no es un estimulante, sino un depresor del sistema nervioso que actúa sobre los mecanismos cerebrales que controlan el comportamiento.

Mitos

La actividad ha servido además para incrementar hasta el 87 por ciento el número de jóvenes que considera que el alcohol es tan peligroso como otras drogas, una percepción que antes de la iniciativa solo tenía el 66 por ciento de los jóvenes. Sólo el 26 por ciento creía a principio de curso que consumir alcohol los fines de semana entraña riesgos para un menor, porcentaje que ha pasado ahora al 50 por ciento; si el 83 por ciento pensaba que es falsa la idea de que el cannabis no es peligroso, ahora lo cree el 93 por ciento. También ha subido el porcentaje, del 53 hasta el 75 por ciento, de los que consideran falsa la idea de que la 'maría' se metaboliza rápidamente y se elimina pronto.

Además, indican los responsables del programa, la participación ha servido 'para incrementar la percepción del riesgo ante la conducción bajo los efectos de las drogas' y ha contribuido a la desaparición de algunos mitos como que el alcohol es un estimulante, ayuda a dormir mejor, aumenta la potencia sexual, que el consumo del cannabis puede controlarse, que es mejor fumar porros que tabaco y que conducir por debajo del límite de alcoholemia permitido no entraña peligro.

El taller de reducción de accidentes de tráfico se realizó por primera vez en Zamora como experiencia piloto el pasado curso, entre 161 alumnos de tres centros escolares. Este año se ha desarrollado durante los meses de enero y abril entre alumnos de 2º de bachillerato, ciclos formativos de grado superior y de garantía social.

Edades

La iniciativa forma parte del conjunto de medidas diseñadas dentro del Programa Conduce-té premiado a comienzos de año por FEMP en la III Convocatoria de Buenas Prácticas en Drogodependencia. Estas medidas pretenden reducir el elevado indicie de siniestralidad asociada al consumo de drogas, teniendo en cuenta que, según la Memoria de la Policía Municipal del año 2004, la mayor parte de los accidentes de tráfico que se registran en la ciudad se producen durante las noches de los fines de semana en el tramo de edad comprendido entre los 15 y los 24 años, mientras el 30 por ciento de los accidentes tienen su origen en el consumo de drogas.

La Concejalía de Bienestar Social prepara una nueva iniciativa para jóvenes que ya tienen problemas con el consumo de alcohol y otras drogas. Este taller, que comenzará el próximo curso, está dirigido también a las familias y en él se pretende implicar asimismo a los profesores. En principio, se pondrá en marcha el próximo curso con una decena de jóvenes.